OCASOS

La naturaleza al expresarse y reinventarse a sí misma muestra lo mejor en las flores, amaneceres, atardeceres, al entrar la noche obscura, la neblina en la madrugada, en la selva y en el canto de las aves. Por lo tanto nosotros igualmente lo podemos hacer con nuestras palabras y acciones como seres humanos llenos de aspiraciones. Sin duda alguna uno de los fenómenos astronómicos en los que estaban más centrados los pueblos antiguos eran los solsticios y equinoccios no solo porque marcan el cambio de una estación a otra sino también porque ahí está el vínculo que establecemos los seres humanos con la tierra y el cosmos.

Fotografía/LCI Barranquilla/syqpjvychf7h1mhu273sduu0qitwni4z
Fotografía/LCI Barranquilla/l2rk44zcts4lubvhxns06voyqp0nfl8h
Fotografía/LCI Barranquilla/gr2x9zkc1m3ioedfnjxuloi3nkyivfxa
Fotografía/LCI Barranquilla/3g2eg5j5qxk0pn7g07qgd3ujfwaxtp3l
Fotografía/LCI Barranquilla/wm5zm4b2pw49cfl17t5hk3k8b82afg8f
Fotografía/LCI Barranquilla/h0ihrbfswc1pp6msshqu2e5q3o8byrof
Fotografía/LCI Barranquilla/zqdwyunazft4a6wltu18wmotwzuslnad
Fotografía/LCI Barranquilla/mfjdwd826whtvewzbmbockpghsoug6hs
Fotografía/LCI Barranquilla/cgersuxtag5cnovwn3b04tn6ehwl4get
Fotografía/LCI Barranquilla/fujnavm4f8hd9qx39d2z4cxsduw4k291
Fotografía/LCI Barranquilla/ndb1k1txqwwfe70uxco1qpnws742dkgs